Lo sentimos mamás y papás, pero estas navidades lo vais a tener difícil para escoger el regalo de Reyes (o de Papá Noel para los más jóvenes) debido al desabastecimiento que estamos viviendo en cuanto a productos tecnológicos por los problemas de las cadenas de suministros.

Algunas de las grandes compañías como Apple, Sony o Microsoft han avisado de que será realmente complicado hacerse con sus productos estrella como iPads o consolas de última generación, debido a problemas de logística y producción.

Según algunos medios de comunicación, la compañía de la manzana ha empezado a producir menos iPads para poder usar los componentes en la producción de sus teléfonos, no vaya a ser que los fans de Apple no puedan gastarse esos 1.000 euros anuales en un teléfono nuevo calcado al que ya tienen del año anterior. De hecho, Luca Maestri, jefe financiero de la compañía ha dicho que el problema de los suministros les ha llevado a perder 6.000 millones de dólares. Casi nada.

Así que nos va a tocar ser un poco más alternativos. Pero no desesperemos, es un buen momento para mostrar toda nuestra creatividad e imaginación buscando alternativas novedosas y diferentes. Aquí os recomendamos algunas:

Todo vuelve

Juegos de mesa, un clásico. Antes de que los productos tecnológicos se convirtieran en el regalo por excelencia de las navidades, comuniones y cumpleaños, los Scalextric, Action Man y los juegos de mesa eran los reyes de estas fiestas. Y como en el mundo del videojuego, los hay de todo tipo: clásicos, aburridos, novedosos, malos, de un sólo uso, caros, etc. Pensándolo bien, qué mejor regalo que un juego de mesa estas navidades por si viene otra Filomena y nos tenemos que quedar encerrados en casa. Yo siempre he sido de Monopoly, un juego largo, desquiciante y con gran capacidad para elevar la tensión.

Repostería

Durante la pandemia se puso muy de moda lo de hacer pasteles, bizcochos y diferentes tipos de panes. Puede ser un buen momento para demostrar a nuestra familia lo mucho que han aumentado nuestras dotes culinarias, aunque sea sólo en repostería. Podemos hornear un bizcocho de plátano y regalarle uno a cada miembro de nuestra familia para que puedan desayunar y diferenciarse con clase de sus vecinos, que seguro que estarán comiendo churros con chocolate. Pensándolo mejor, invítales a desayunar churros con chocolate.

Donación

¿Te consideras una persona concienciada con la problemática medioambiental, las desigualdades económicas o simplemente te encantan los animales que no has visto en tu vida? Pues con esta jugada puedes matar dos pájaros de un tiro. Donar en nombre de un amigo o familiar a una ONG. Sí, eso es, limpias tu conciencia y te quitas de encima lo del regalo. Piénsalo.

Libros personalizados

Una de las últimas cosas que hemos visto por ahí son los libros personalizados para niños. Básicamente es un libro protagonizado por ellos mismos para ayudar a que aumente su interés por la lectura. Puede que también su ego. Bueno, quizá es mejor opción regalarle un libro de verdad que puedes encontrar en cualquier sitio y así te aseguras de que es bueno.

Plantas

También de moda. Si conoces a alguien al que le flipe este mundo es tu oportunidad para hacer un regalo rápido sin quebrarte la cabeza, lo mismo que haces cuando es el cumple de tu madre. Igual que con los juegos de mesa tienes todo tipo de opciones: grandes, pequeñas, duras y delicadas. Si no estás seguro del nivel de responsabilidad de la persona con la que quieras tener el detalle, ya sabes, un cactus.

Kit cerveza artesanal

¿Uno de tus mejores amigos o familiares tiene problemas con el alcohol? Entonces tenemos una propuesta espectacular para ti. Kit para elaborar tu propia cerveza. Su tiempo de ocio será de verdad entretenido y pasará de tener un problema a convertirse en artesano. ¿Quién sabe? A lo mejor en unos años pasa a distribuir su cerveza en los mejores restaurantes del país.

Pon su nombre a un árbol

Un detalle bonito, eterno, que también muestra nuestra preocupación por la naturaleza y además que nunca veremos. Ni nosotros ni la persona que recibe el regalo. También es tremendamente barato, 10 céntimos, 1 euro… ¡y es que puedes elegir la especie de árbol que quieres plantar! ¿Qué hacéis ahí parados? regalad un bosque a vuestra pareja ya, por favor. 

El clásico de los clásicos

Lo mejor para último, el dinero. Nunca falla. Fácil, sencillo, accesible y rápido. Eso sí, quedar mal no, lo siguiente. Bueno, depende de la cantidad y la persona, es verdad. ¿A tu sobrino de 10 años? Depende de si coge el dinero él o sus padres ¿A tu pareja? Prepárate para volver a la soltería. ¿A tus amigos? Esto no lo he visto nunca, pero si mis amigos me regalan dinero, la verdad, me encantaría y además me lo gastaría con ellos. Porque lo mejor del dinero es que lo puedes gastar en lo que tu quieras ¿No es genial?

¿Te ha gustado alguna de las ideas que te hemos presentado? Esperamos haberte ayudado a quitarte el dolor de cabeza de decidir. Si tienes alguna duda puedes preguntarla en comentarios, estaremos encantados de ayudarte. Recuerda que si compartes el post nos ayudas a poder llegar a más gente y crear un mejor contenido ❤️

Contacta